Estas en


Nigeria evade la responsabilidad en el secuestro de niñas por Boko Haram


Mar, 27/02/2018 - 15:11

Las autoridades de Nigeria evaden responsabilidades desde la semana pasada, cuando 110 niñas fueron secuestradas de una escuela femenina de educación secundaria en Dapchi, un pueblo situado en el noreste de Nigeria, incidente por el que nadie parece asumir culpas.

Las estudiantes desaparecieron tras el ataque del grupo yihadista Boko Haram al colegio en el estado de Yobe el lunes de la semana pasada, sembrando una situación de incertidumbre en la que nadie parecía querer confirmar nada.

No fue hasta ayer que el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, confirmó que no estaban desaparecidas, sino que habían sido secuestradas, y prometió que las rescataría a ellas y a todas las víctimas de los terroristas.

La confirmación del presidente ha provocado una oleada de indignación y rabia en la población, que aún recuerda la gestión del expresidente Goodluck Jonathan del secuestro de más de 200 estudiantes en otra escuela en Chibok, en el vecino estado de Borno, hace cuatro años por el mismo grupo terrorista.

Con un escenario que se plantea similar, los críticos sugieren que Buhari debería dimitir por los fallos del Gobierno al reaccionar a este nuevo secuestro.

La Administración de Buhari ha necesitado cuatro días para empezar a asumir que estaban delante de un nuevo secuestro: el viernes, cuatro días después del ataque, el presidente calificó el escenario de "desastre nacional" y el domingo finalmente dio una cifra concreta de las muchachas que seguían buscando.

"Si el presidente Buhari tuviera integridad, habría dimitido en el momento en que pasó lo de Dapchi, visto todo el ruido que montó contra su predecesor en la gestión de Chibok", criticó el columnista Pius Adesanmi en su cuenta de la red social Twitter.

"Tenías el precedente de Chibok. Deberías estar preparado y no lo estás. Asúmelo", recriminó el periodista al presidente.

EFE / MV


Comentarios



Por si no lo viste