Estas en


Renuncia la directora de comunicaciones y asesora más cercana a Trump


Miércoles, 28/02/2018 - 20:06

Hope Hicks, la asesora más fiel del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renunciará a su cargo como directora de comunicaciones de la Casa Blanca en las próximas semanas, una dimisión que deja vacante el cargo por cuarta vez en el corto mandato del magnate.

La Casa Blanca confirmó hoy la marcha de Hicks, quien ha acompañado al mandatario desde hace tres años y aceptó ponerse al frente de las comunicaciones del Gobierno estadounidense el verano pasado, tras la dimisión del polémico Anthony Scaramucci, que apenas duró diez días en el cargo.

Hicks se unió a la campaña del multimillonario en su etapa más temprana y, aun sin experiencia política previa, protagonizó un meteórico ascenso en medio de las turbulentas aguas del equipo del magnate.

Y es que la guerra abierta que ha mantenido el multimillonario con los medios desde antes de alzarse vencedor en las elecciones de 2016, y su peculiar y políticamente incorrecto modo de hacer públicas sus decisiones y opiniones, han hecho que el cargo de director de comunicaciones de la Casa Blanca no sea el puesto más codiciado.

Desde el día en que Trump juró como presidente de Estados Unidos, el cargo estuvo ocupado por Sean Spicer, quien al mismo tiempo hacía las veces de portavoz, pero quien apenas ocupó el puesto durante 45 días, antes de ser sucedido por Mike Dubke.

Sin embargo, Dubke renunció poco antes de cumplir los tres meses, un momento de máxima tensión entre la Casa Blanca y los periodistas, para volver a manos de Spicer de forma interina por otro mes y medio.

En un movimiento arriesgado por parte del magnate, quien llevaba tiempo queriendo incluir al inversor Anthony Scaramucci en su gabinete, decidió darle ese puesto en contra de los deseos de Spicer, provocando la renuncia de este último como portavoz, y un nuevo terremoto dentro de su equipo de Gobierno.

Pero el empresario de Wall Street, conocido por sus maneras histriónicas y grandilocuentes, no tardó en abandonar forzosamente el barco, ya que su aterrizaje también provocó la salida del entonces jefe de gabinete, Reince Priebus, que fue sustituido por el general John Kelly.

Una de las primeras decisiones del militar como jefe de personal de Trump fue despedir de forma fulminante a Scaramucci.

Pese a suponer la cuarta ocasión en la que el puesto queda disponible, la marcha de Hicks no parece haber ocurrido en malos términos con el presidente, quien tuvo palabras de halago y reconocimiento para la joven de 29 años.

"Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años. Es muy inteligente y considerada, así como una gran persona. Extrañaré tenerla a mi lado, pero cuando me consultó para buscar otras oportunidades, lo entendí totalmente", dijo Trump en un comunicado facilitado por la Casa Blanca.

EFE / MV


Comentarios



Por si no lo viste