Estas en


Sanciones de EEUU causan daño "a los pobres" Nicaragua, según Gobierno


Jue, 02/05/2019 - 14:58

La delegación del Gobierno de Nicaragua en la mesa de negociaciones con la oposición, para superar la crisis local, afirmó este jueves que las sanciones impuestas por EE.UU. al país, incluyendo al hijo de presidente Daniel Ortega, Laureano Ortega Murillo, causan "daño" a los "más pobres".

Las sanciones de EEUU causan daño "a los más pobres" Nicaragua, según Gobierno

En una nota de prensa en la que reiteró su llamado al reinicio de las negociaciones, la delegación oficialista, encabezada por el canciller Denis Moncada, dijo que es "elemental" reconocer "el daño que las sanciones ilegales y unilaterales infringen a todos los sectores de la sociedad nicaragüense y, particularmente, a los más vulnerables, a los más pobres".

La semana pasada, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió sanciones económicas a Ortega Murillo, quien también es hijo de la vicepresidenta Rosario Murillo, y al Banco Corporativo (BanCorp), una subsidiaria de la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), financiada por el Gobierno venezolano.

Las sanciones bloquean todos los bienes e intereses de Ortega Murillo y el BanCorp en Estados Unidos o los que están relacionados con ciudadanos estadounidenses.

La delegación gubernamental también reclamó a su contraparte en las negociaciones, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, su negativa a pedirle a Estados Unidos que no aplique sanciones, que ya habían afectado a la vicepresidenta Murillo en noviembre pasado.

"Eludir ese reclamo es declararse cómplices gustosos y gozosos, de políticas injerencistas y violatorias de los derechos humanos, y de todos los derechos del pueblo nicaragüense", agregó la delegación, que no explicó cómo las sanciones a la familia del presidente y sus allegados afectan la economía de Nicaragua.

Según la delegación, parte de los acuerdos firmados en las negociaciones incluye la petición que haría la Alianza ante la comunidad internacional, de no aplicar sanciones a Nicaragua, a cambio de que el Gobierno cumpliera con los compromisos firmados en marzo, más otros dos pendientes, relacionados con la justicia para las víctimas y retorno a la democracia.

La Alianza ha explicado que no puede convencer a los otros Gobierno de anular de posibles sanciones mientras Ortega no cumpla con su compromiso de liberar a los "presos políticos", así como de respetar la Constitución en lo referido a la libertad de expresión y de prensa.

Tras la sanción a su hijo, Ortega llamó "miseria humana" a los miembros de la Alianza, algunos de los cuales permanecen en prisión, acusados de "terrorismo", tras haber participado en protestas antigubernamentales.

Desde 2018, Nicaragua vive una crisis que ha dejado 325 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos humanitarios locales señalan hasta 568 y el Ejecutivo reconoce 199.

También se cuentan 809 "presos políticos", casi el doble de los que reconoce el Gobierno, que los identifica como "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

EFE / AM


Por si no lo viste