Estas en


Chavismo acorrala más a la oposición al proponer adelanto de parlamentarias


Miércoles, 21/02/2018 - 07:44

Un poderoso líder chavista planteó adelantar las elecciones parlamentarias en Venezuela para celebrarlas junto a las presidenciales el 22 de abril, acorralando aún más a una oposición que apuesta a boicotear los comicios en los que el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección.

Chavismo acorrala más a la oposición al proponer adelanto de parlamentarias

El as bajo la manga lo sacó este martes el dirigente Diosdado Cabello, un día antes de que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anuncie formalmente que se margina de las presidenciales por considerar que no hay garantías para una contienda "democrática".

"No lo veo como una idea solo (de estrategia política), sino de interés nacional", dijo a la televisora oficial el vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al señalar que el Parlamento, único poder que controla la MUD, "no hace nada".

El dirigente planteará la solicitud a la oficialista Asamblea Constituyente, que rige el país como un suprapoder y que hasta ahora ha aprobado todas sus decisiones -las más radicales a cargo de Cabello- de forma unánime.

"Están viendo la posibilidad de echarle el guante a todos los poderes de una vez aprovechando que no hay oposición, que la MUD no va a participar y ven la posibilidad de arrasar con todo", declaró a AFP el politólogo Luis Salamanca.

El gobierno sostiene que el sector mayoritario de la MUD no participará en los comicios por orden de Estados Unidos, que, a su juicio, busca derrocarlo mediante un golpe de Estado y una invasión militar apoyada por la "derecha venezolana".

¿Borrada del mapa?

Según analistas, con el adelanto de elecciones el chavismo busca aprovechar las fracturas en la oposición para perpetuar a Maduro en el poder, pese a la debacle económica con hiperinflación, falta de alimentos y de medicinas.

A cuatro días de la inscripción de candidatos, la MUD no anuncia a sus seguidores qué hará de cara a las presidenciales, tras unas dos semanas de discusiones internas.

Pero tres de sus mayores partidos, Voluntad Popular -de Leopoldo López-, Primero Justicia -del excandidato Henrique Capriles- y Un Nuevo Tiempo, rechazaron que la oposición participe, buscando restarle legitimidad a una reelección de Maduro.

"La van a barrer y va a quedar muy mal, sin poder institucional –aunque no lo ejerza-, sin la cuota que tiene en el Parlamento y a la deriva, fragmentada en todas sus partes, y con una decisión de no participar que tomaron con una lentitud pasmosa y sin visión unitaria", vislumbró Salamanca sobre la alianza opositora.

Fuentes de la MUD dijeron a la AFP que la mayoría de la veintena de partidos que la conforman se marginarán de la votación, pero dirigentes como Henri Falcón, disidente chavista y potencial candidato, sostienen que "la salida tiene que ser (...) electoral".

El analista Diego-Moya Ocampos, del IHS Markit (con sede el Londres), calificó la propuesta de Cabello como un "chantaje" del oficialismo ante una oposición que habría decidido no "prestarse para legitimar una elección presidencial que carece de las mínimas garantías y que (parte de) la comunidad internacional no reconocerá".

"Control absoluto"

Poniendo fin a una hegemonía chavista de casi dos décadas, la MUD arrasó en las legislativas de diciembre de 2015, pero apenas asumió el control del Congreso el poder judicial, acusado de servir al gobierno, lo declaró en desacato y nulas todas sus decisiones.

Moya-Ocampos opinó que un adelanto de las parlamentarias refleja "el control absoluto del gobierno de todas las instituciones", al punto de darse "el lujo de poder adelantar elecciones a su total discreción", dijo a AFP.

En la práctica, además, la Constituyente ha sustituido al Parlamento. Unas legislativas adelantadas reducirían a menos de la mitad su periodo. "Son aplicaciones de facto, pero precisamente estamos luchando por la legitimidad democrática", aseguró el presidente del Congreso, Omar Barboza.

Para Moya-Ocampos, al gobierno le urge controlar el Congreso para la aprobación de créditos y contratos ante "el colapso de una economía" en default.

En medio de la polémica, la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, dijo que el adelanto de las parlamentarias es un asunto "hipotético" y que el organismo avanza en la preparación de las presidenciales, para lo cual pidió una misión de observación de la ONU, como exigía la oposición en un fracasado diálogo sobre garantías electorales.

AFP / LA


Comentarios



Por si no lo viste