Estas en


Datincorp: ''Candidato opositor debe salir del consenso''


Dom, 21/01/2018 - 10:44

Un candidato por consenso, que logre unir a todos los sectores, capaz de crear puentes y que no esté involucrado con los partidos políticos es lo que requiere la oposición venezolana en este momento, sostuvo Jesús Seguías, presidente de la encuestadora Datincorp.

El analista recomienda a los actores políticos a enfocarse en la crisis económica, principal problema del 82% de los venezolanos, solo un 12% piensa que es importante el tema político, reveló en entrevista con este diario.

—¿Cómo observa el escenario electoral de 2018?

Todo depende de para cuándo se convoquen elecciones. La situación social y económica del país está sesgando muchísimo el proceso electoral de 2018, si las elecciones se hacen a finales de año y la crisis continúa como está, sin duda esas elecciones estarán profundamente marcadas por la crisis social y económica, y eso, obviamente, no beneficia para nada al Gobierno. En segundo lugar, si las elecciones se convocan en los próximos dos o tres meses, en medio de este escenario de crisis y tomando en consideración que la oposición está en condiciones muy menguadas producto de las recientes derrotas electorales, que a su vez son derrotas relativas porque no es que la oposición no cuente con mayoría para ganar unas elecciones, sino que muchísimos opositores no fueron a votar, y eso permitió que el Gobierno ganara (...).

Consenso o primarias, ¿cuál es la mejor fórmula para la oposición?

La oposición tiene una seria dificultad con sus electores, me refiero a la oposición que está nucleada entorno a la MUD, está enfrentando varios problemas, el primero, la abstención, la mayoría de los venezolanos que no están decididos a votar son opositores. Esta abstención tiene dos explicaciones: una, que del país se han marchado, de acuerdo a algunos cálculos de ONG’S 2.800.000 personas. (...) Esos opositores estando en el exterior de manera irregular, hasta ahora no tienen posibilidad de votar a menos que regresen al país, lo que incrementa la abstención opositora y eso pesó mucho en el proceso de gobernación y de alcaldes. En segundo lugar, los errores estratégicos de la MUD generaron escepticismo, mucha desesperanza y molestia, lo cual está generando una abstención (....), no hay entusiasmo para ir a votar. De manera que si la oposición convoca una primaria para escoger su candidato eso crea más dificultades aún, es suicida, por tanto esa elección no será otra cosa que la noche de los cuchillos largos, ahí van a empezar a pelearse de manera debida o indebida para ir a una elección, posiblemente, 30 días después, si es que el Gobierno las convoca para marzo o abril.
Si eso es así, curar las cicatrices provocadas no va a ser sencillo, eso no ayuda para nada. Se impone un consenso porque si hay un descontento con el liderazgo opositor, ¿cómo nos vamos a poner a ver quién de los rechazados es el mejorcito?, cuando lo que deberían es estar trabajando en restablecer la confianza de los opositores en su liderazgo, en los partidos, para que vuelvan a ser una opción de victoria (...).

Según datos que usted aportó de Datincorp, la dirigencia opositora no cuenta con el respaldo suficiente para ganar las presidenciales, ¿es la hora de que piensen en otro candidato?

Lo más sensato para la oposición venezolana, de manera de lograr un acuerdo rápido, porque si el Gobierno los sorprende con una convocatoria de presidenciales para dentro de un mes o dos meses eso pone a correr a todos. Evidentemente, que necesitan tomar acuerdos pragmáticos, que todos los aspirantes actuales, los más significativos, pongan sobre la mesa su renuncia a la aspiración presidencial por ahora, a fin de cuentas todos son venezolanos dignos, quieren a este país y muchos de ellos tienen una edad joven que pueden esperar próximos momentos.
Pero este es un momento que el perfil del Presidente de la República, el que surja de un proceso electoral, ese Presidente tiene que ser una persona de consenso, que estimule el consenso, que no haya estado involucrado en la diatriba política, que sea capaz de hacer puentes a nivel nacional, porque la crisis es de una dimensión tal que requiere del consenso de todos los factores políticos, de poder, y económico que existen en el país. El Gobierno nacional por sí solo no va a resolver la crisis sino cuenta con el apoyo de los empresarios y de los partidos de oposición venezolana. Y la oposición tampoco va a resolver sino cuenta con el respaldo de quienes hoy están apoyando al Gobierno nacional, porque el Gobierno hoy está respaldado por cinco millones de venezolanos identificados de manera firme, que tienen intereses que defender, tienen posiciones de poder tanto alto, mediano o bajo, tienen organización (...).

¿Es el momento del outsider?

Se requiere de un candidato que garantice inversiones, que genere confianza, que sea de consenso entre todos los factores, y dudo que los que están sobre la mesa lo puedan garantizar, por eso los venezolanos han volteado su mirada hacia un hombre que no está involucrado en los conflictos, que sabe de economía, que sabe de inversiones, que tiene fama de ser exitoso, es decir que no es cualquier improvisado, tiene un nivel de eficiencia que hace que los venezolanos confíen, y esa persona se llama Lorenzo Mendoza. Por cierto, lo más curioso es que no es político, no ha dicho que se va a lanzar, no ha tenido ni una asamblea para hablar de política, está tranquilo en sus oficinas trabajando en las cosas cotidianas de su empresa, pero los venezolanos voltearon la mirada hacia allá. Ahora, eso forma parte de un fenómeno político que se está dando desde hace más de 30 años. Los venezolanos tienen más de 30 años inventando ante el fracaso de sus políticos tradicionales, hace 30 años inventaron a Andrés Velásquez, luego a Irene Sáez, luego reinventaron a Caldera, inventaron a Hugo Chávez (...) Ahora, están inventando a Lorenzo Mendoza, ¿si es bueno o mal invento?, no lo sabemos, a lo mejor no llega a ser candidato, pero lo más relevante es que los venezolanos andan buscando algo distinto a lo que tienen.

¿Cuánto va a costar que la oposición se ponga de acuerdo a apoyar a un outsider?, si fíjese que salió a relucir el nombre de Lorenzo Mendoza y enseguida vino Capriles a criticarlo...

Mal pueden los candidatos de oposición creer que ellos son la única salvación del país, yo creo que lo que compete es que cojan mínimo, administren su carrera política, y entiendan que no es el momento, es el momento de alguien distinto, no sé si es Lorenzo Mendoza, pudiera ser otro que pudiera jugar un buen papel en este instante.

¿Cómo se explica que la situación económica está en los niveles dramáticos en los que está y el Gobierno sigue ganando elecciones?

Porque no es que las elecciones las está ganando el Gobierno sino que la oposición no ha ido a votar. Además de todas las triquiñuelas que ha creado el Consejo Nacional Electoral que definitivamente es demasiado evidente, creo que se actúa hasta con cierto cinismo, el nivel de dependencia que tiene el CNE del Ejecutivo nacional, todo eso ha contribuido a que el Gobierno haya ganado, aunado a todos los errores opositores.

¿Cómo ve los focos de saqueos que se han registrado en los últimos días en el país?

La crisis económica ha llevado al país a unos niveles de explosión social altamente preocupantes. Los saqueos que vemos en este instante sin duda alguna están siendo impulsados por el hambre. Son actitudes espontáneas. Los más empobrecidos están saliendo espontáneamente, sin organización de ningún tipo y que están provocando una situación de caos de consecuencias impredecibles. No sabemos hasta dónde podrán llegar. Mientras siga acentuándose la crisis con productos que no están al alcance de los venezolanos veremos este tipo de actitudes (...).

Si tuviera que aconsejar al Gobierno, ¿qué le diría?

Lo que se le recomienda al Gobierno es que entienda que estamos frente a una crisis de magnitudes colosales, que tiene que tomar decisiones rápidas, porque el país se le está yendo de las manos a todo el estamento político, hay un resquebrajamiento total de la estructura política, no hay liderazgo ni para controlar estas situaciones que se están generando y eso es peligroso. El Gobierno tiene que entender que su política económica fracasó, no puede seguir insistiendo en ello (...).

¿Y a la oposición?

La oposición está como a la deriva y a la saga de la crisis, está enfocada en lo que está aspirando ‘fulanito de tal’ o ‘menganito’, todo gira entorno a las aspiraciones de algún personaje (...). En el estudio de Datincorp se demostró con cifras el tamaño del divorcio entre los venezolanos y los políticos. Para el 82% de los venezolanos los temas que se deben atender es la crisis económica y la inseguridad ciudadana, la crisis política solo es importante para el 12% de los venezolanos. Hoy día los políticos, tanto de la MUD como del Gobierno están enfrascados en responderle al 12% de los venezolanos. Ese divorcio es lo que está expresando los niveles de abstención, de protesta popular, de fuga del país de más de 3 o 4 millones que se han ido. Y tenemos que el 59% se quiere ir de Venezuela, son 12 millones que se quieren marchar y eso es el resultado de los políticos que tenemos.

¿Cómo ve usted que a la Asamblea Nacional se le han ido dos años completos sin salir del desacato y sin que puedan dar respuestas a nada?

Creo que hay una falla de origen con respecto a la AN y la lectura que dio la oposición a la victoria del 6 de diciembre de 2015 para elegir a la nueva AN. Cometieron un error garrafal y están pagándolo, uno de sus mayores errores es no haber descubierto con rigurosidad las características de su adversario. Creyeron que con ganar la Asamblea Nacional el presidente Nicolás Maduro iba a someterse a lo que dijese la AN, cuando todos sabemos que ese es un proyecto político que nació para no cohabitar con nadie más (...). Es un gobierno que no cree en esa cohabitación y algo iba a hacer y lo hicieron (...). Es un gobierno que decidió ponerle punto final a la cohabitación de poderes, porque o todo el poder es de ellos, o no hay manera de negociar nada, claro está que la crisis los está obligando a otra cosa. Claro está que la oposición no entendió que tenía que administrar con cautela su victoria, que Nicolás Maduro no se iba a ir en seis meses (...). Lo que quedó fue una Asamblea prácticamente disuelta (...).

Panorama

MV


Comentarios



Por si no lo viste