Estas en


España justifica en la "imprevisibilidad" de Trump la retirada de su fragata


Mar, 14/05/2019 - 12:50

El Gobierno español justificó hoy en la "imprevisibilidad" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su decisión de retirar un buque militar de un grupo naval estadounidense que se dirige al Golfo Pérsico en plena crisis entre Washington e Irán.

España justifica en la "imprevisibilidad" de Trump la retirada de su fragata

En la última semana EEUU ha enviado a la zona del Golfo Pérsico el buque de asalto anfibio USS Arlington, el portaaviones USS Abraham Lincoln, misiles Patriot y bombarderos, junto a los que viajaba la fragata española "Méndez Núñez", tras denunciar que había detectado "indicios" de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas en Oriente Medio.

A última hora de este lunes, el Gobierno español decidió retirar a la fragata de ese grupo aduciendo razones técnicas.

Pero, en declaraciones a la prensa desde Burgos (norte de España), la ministra portavoz en funciones del Gobierno de España, la socialista Isabel Celaá, explicó este martes que la decisión de la retirada del buque militar responde a la "cautela y prudencia" del Ejecutivo español ante la "imprevisibilidad" de Trump.

Celaá precisó que la fragata no se reincorporará de nuevo al grupo naval mientras los buques de Estados Unidos atraviesan el estratégico Estrecho de Ormuz, situado entre el golfo de Omán y el golfo Pérsico.

Ese grupo naval, encabezado por el portaaviones "USS Abraham Lincoln", ha cruzado ya el estrecho de Bab el Mandeb, que une el mar Rojo con el océano Índico, y se dirige al estrecho de Ormuz para entrar en el golfo Pérsico, que cruzará ya sin el buque español.

Desde Bruselas, donde participa en un Consejo de Ministros de la Unión Europea, la ministra de española de Defensa, Margarita Robles, afirmó que la decisión del Ejecutivo presidido por el socialista Pedro Sánchez responde al "escrupuloso cumplimiento" de un acuerdo técnico-militar firmado entre España y EEUU.

"Lo que estamos haciendo, el Ministerio de Defensa y el Gobierno español, es cumplir escrupulosamente el acuerdo que firmamos hace dos años" con Washington, indicó Robles a la prensa.

La ministra dejó claro que la finalidad de ese acuerdo bilateral con EEUU era "conmemorar el quinto centenario de la vuelta al mundo" y efectuar un "despliegue puramente técnico", por lo que ya se contemplaba en él la retirada de efectivos si una de las partes se implicaba en una misión unilateral diferente.

La decisión del Gobierno español se produjo un día después de que el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, debatiera el lunes con la Unión Europea en Bruselas la escalada de tensiones entre Washington e Irán, ante la que Bruselas pidió "máxima contención" a la parte norteamericana.

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, pidió "no tomarse a la tremenda" la decisión de retirar la fragata.

"Está claro que es una situación complicada la que vivimos en esas zonas del mundo, pero tampoco hay que tomárselo a la tremenda", dijo en respuesta a los periodistas en un desayuno informativo.

El buque español estaba realizando un ejercicio conjunto con el grupo de combate estadounidense, con una duración prevista de seis meses, con el objetivo de "incrementar el nivel de interoperabilidad entre la US Navy y la Armada española", según explicó esta última.

La misión debía llevar a la fragata "Méndez Núñez" sucesivamente por el mar Mediterráneo, el mar Rojo, el Golfo Pérsico, el océano Índico, el mar de la China y el océano Pacífico, en una circunnavegación del globo que completaría regresando a España por el canal de Panamá.

Este lunes, Donald Trump advirtió a Irán de que "sufrirá mucho" si actúa contra los intereses de Estados Unidos, en un momento de fuertes tensiones entre ambos países y de roces entre Teherán y sus vecinos en el golfo Pérsico.

La tensión en el golfo Pérsico ha aumentado desde que Washington anunció en abril pasado el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios para que siguieran comprando petróleo a Irán.

Como consecuencia, las autoridades iraníes amenazaron con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz, por el que cruza una gran parte del crudo mundial, si las sanciones impuestas por EEUU tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015 impiden sus exportaciones de petróleo, vitales para la economía del país.

Aduciendo las sanciones estadounidenses y el fracaso del resto de firmantes de acuerdo nuclear (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) en contrarrestarlas, Irán informó el pasado miércoles de que suspende la aplicación de algunos de sus compromisos nucleares.

EFE/LJ


Por si no lo viste