Estas en


Incertidumbre marca la pauta en detención de Édgar Zambrano


Vie, 07/06/2019 - 17:04

El pasado 8 de mayo cambió la vida del diputado y primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Édgar Zambrano. A la salida del partido Acción Democrática (AD), fue asediado por efectivos del Servicio Bolivariano de Investigaciones (Sebin), quienes remolcaron su carro (él iba adentro) con rumbo desconocido.

Incertidumbre marca la pauta en detención de Édgar Zambrano

Familiares y equipo de defensa denunciaron múltiples irregularidades y violaciones al debido proceso. Su audiencia de presentación se celebró en ausencia de los abogados y en un horario no permitido por la legislación vigente. El parlamentario fue imputado por la presunta comisión de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y al odio continuado.

Un mes después, se mantiene la incomunicación y un limbo jurídico que incluye la prohibición de acceso al expediente, contraviniendo lo previsto el Código Orgánico Procesal Penal (COPP) y la propia Constitución.

La jurista Doria Benaim indicó que las abogadas del legislador “estamos trabajando a ciegas. No solo no hemos tenido acceso al expediente, sino que tampoco lo hemos visto ni sabemos dónde se encuentra. Estamos exigiendo que se le respeten los derechos fundamentales al diputado”.

Agregó que la defensa introdujo un recurso de hábeas corpus para lograr la liberación inmediata del asambleísta y no ha recibido respuesta del Tribunal 45 de Control del Área Metropolitana de Caracas (AMC).

“Apelamos la medida de privativa de libertad. Continuamos a la espera”, dijo la profesional del derecho.

“Han sido días de incertidumbre”

La incertidumbre reina en el hogar de Édgar Zambrano. Su hija mayor, Soley Zambrano, lleva la vocería de la familia y sin titubeos exclamó que su padre la enseñó a “afrontar los problemas con la frente en alto”.

Cuestionó las vejaciones contra su progenitor y la falta de justicia. “Han sido días duros, de incertidumbre. Tenemos treinta días sin saber nada de él y esto, como hija, no se lo deseo a nadie. El Estado se encuentra en la obligación de garantizar la comunicación entre el detenido y sus familiares y, en nuestro caso, no ha pasado”, manifestó.

Agregó que no tiene sentimientos de odio contra aquellos que atentan contra la integridad del parlamentario, pero dejó claro que seguirá “alzando la bandera de la libertad, como me enseñó mi papá”, concluyó.

Fuente: 2001 / AM


Por si no lo viste