Estas en


León a La Tercera: Con Maduro las elecciones nunca van a ser limpias


Lun, 22/01/2018 - 15:47

El caso de Óscar Pérez, el ex agente alzado contra el gobierno venezolano quien falleció el lunes pasado, durante un operativo policial -calificado de “ejecución extrajudicial” por grupos pro derechos humanos- en una casa del oeste de Caracas, puso de nuevo en suspenso el diálogo que el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición mantienen en Santo Domingo.

León a La Tercera: Con Maduro las elecciones nunca van a ser limpias

De visita precisamente en la capital dominicana, el analista político venezolano y director de Datanálisis, Luis Vicente León, conversó con La Tercera sobre el impacto de este incidente en la crisis que asfixia a Venezuela

¿Cuál cree que es la señal que Maduro pretendía dar con el operativo que dio muerte a Óscar Pérez?

¿Qué podría buscar Maduro? La verdad es que hay muchas tesis. La primera es la que aparece más fuerte como hipótesis de trabajo: hay unos tipos que toman armas del Estado y que se convierten, según el gobierno, en terroristas que juegan al golpe de Estado. Y Maduro dice que va a ser absolutamente duro con cualquier acción de este tipo y lo quiere mandar como un mensaje claro de lo que está dispuesto a hacer contra cualquiera que tome las armas en contra del gobierno.

¿Y este incidente lo ve como algo aislado o es posible que empecemos a ver situaciones de este tipo de forma más recurrente?

Es muy difícil hacer una proyección de este tipo, porque estos eventos siempre pueden convertirse en un click que hace que otros se sientan identificados, enfurecidos y lo conviertan en un símbolo. El tipo en vida no tuvo respaldo masivo, ni de la oposición ni de la población. Él siempre tenía en la cabeza que era un héroe que iba a disparar la protesta, pero no pasó nunca. Pero no sabemos si post lo martirizan y se convierte en lo que él pensó que podía convertirse en vida. Pero por ahora, en realidad, es una acción puntual.

¿Cómo interpreta la decisión de la oposición de no presentarse al diálogo en Santo Domingo tras el asesinato de Pérez?

Creo que es un mensaje de la oposición al gobierno, que le está diciendo “yo no estoy para juegos”. Por otro lado, supongo que la oposición tampoco está segura de que el gobierno va a ir a la mesa con una solución al problema central que es básicamente qué van a hacer con la Asamblea Nacional Constituyente y yo no creo que la oposición sienta que el gobierno tiene una solución en este momento. No lo vería tampoco como el fin de las negociaciones. En este capítulo la oposición se retira, pero viene otro capítulo. No creo que sea el fin del proceso, y si lo fuera, la respuesta va a ser una convocatoria a la elección presidencial para febrero.

¿Entonces da por hecho que este año habrá elecciones presidenciales?

La probabilidad de que ocurran elecciones competitivas es baja. Pero yo sí creo que habrá una elección. Es normal tener una elección en un país que está acostumbrado a votar. Lo que no está claro es qué tipo de elección va a ser. Si tuviera que otorgar probabilidades de ocurrencia diría que la probabilidad más grande es que la elección que tengamos no sea competitiva, donde el gobierno es el que controla los hilos para garantizarse, a pesar de ser minoría, ganar las elecciones.

El ex jefe de gobierno español Felipe González dijo que esas eventuales elecciones “no van a ser limpias”. ¿Coincide con él?

Nunca van a ser limpias, nunca van a ser competitivas. Pero la pregunta es si es una elección manipulada o sesgada, que son dos cosas distintas. Nosotros tuvimos muchas elecciones sesgadas. Pero como el tamaño de la oposición es tan grande y sigue siéndolo, la posibilidad de enfrentarse sigue viva.

Usted también destacaba que otro efecto es la “pérdida de confianza” en la oposición frente a la posibilidad de ganar una elección. ¿Qué la mantiene luchando entonces por esta opción?

Al final están luchando, pero están luchando separados. Mantiene a los que como yo siempre hemos pensado que tienes que dar una batalla electoral en todos los espacios, independientemente, incluso, de los sesgos electorales. Yo creo que la oposición tiene que jugar en todos los planos. No puede abandonar el tablero electoral. Hay un grupo de gente que cree que eso es indispensable. El problema es que hay otro grupo que está completamente escéptico. Al final ambas partes están buscando salidas, el problema es que buscando salidas fracturados no es fuerte ninguno.

Fuente: LaTercera

EA


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...