Estas en


Ley Habilitante atentaría contra la libertad de Afiuni y su defensor


Vie, 23/08/2013 - 11:26

Son muchas las señales que indican que en las próximas semanas la jueza María Lourdes Afiuni sea sentenciada a prisión y su abogado defensor, José Amalio Graterol, vaya a prisión.

Este es el lamentable escenario que describió Thelma Fernández, integrante del equipo de abogados de Afiuni y que ahora asume la defensa de su compañero de bufete.

En entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS, la abogada venezolana explicó que la Ley Habilitante solicitada “por el que por ahora dirige al país” podría representar un atentado contra el Estado de derecho del sistema judicial venezolano.

Maduro ha insistido en la necesidad de solicitar a la Asamblea Nacional una “ley anticorrupción con poderes especiales”. Este instrumento legal causa asombro a Fernández, quien asegura que las principales irregularidades administrativas son cometidas por los que están gobernando a Venezuela.

Pero, además de sorprender, enciende las alarmas pues a su juicio “no es descabellado imaginar que a la jueza María Lourdes Afiuni se le imputen otros cargos adicionales para sentenciarla a una mayor cantidad de años y evitar que tenga ningún beneficio procesal”.

En diciembre de 2010, el entonces presidente venezolano Hugo Chávez solicitó una Ley Habilitante para enfrentar la emergencia provocada por las intensas lluvias que dejaron a miles de familias sin hogar. Muchas de ellas aún viven en refugios. Sin embargo la realidad fue otra, el poder ejecutivo en esa oportunidad diseñó mecanismos para “legalizar” la persecución política, entre otros abusos.

La preocupación por una sentencia contra Afiuni cobra fuerza con el desmontaje que se le pretende dar a su defensa. Thelma Fernández recordó que en junio de 2012, el abogado José Amalio Graterol ofreció declaraciones en un programa de televisión en el que “dio su opinión como ciudadano sobre el secuestro del poder judicial en Venezuela”.

Según la experta en leyes, sus palabras sirvieron para que al siguiente día, en un juicio desarrollado en tribunales fuera de Caracas, la jueza Yalitza Domínguez ordenara su encarcelación por obstrucción a la justicia, causada por la negativa de Graterol a que se celebrara un juicio sin la presencia del imputado.

Los hechos a continuación están repletos de entuertos que en cualquier sistema regular invalidarían el proceso contra el defensor de Afiuni, sin embargo todo sigue en curso y con un final poco alentador.

Aseguró que pese a que la Corte de Apelaciones confirmó la sentencia contra Graterol, podría existir la posibilidad de la suspensión condicional de la pena pero para eso es necesario que acuda al Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

En este despacho ministerial, dirigido por Iris Varela, el abogado debe someterse a examen psicosocial, pero Thelma Fernández reveló que “en realidad le solicitarán admitir que es seguidor del régimen bolivariano, que es afecto al ideal socialista y que está arrepentido del delito cometido. Esto no ocurrirá pues él es inocente. Lo que sucederá es que será desfavorable la opinión de los examinadores y será privado de libertad por seis meses”. Esto podría suceder en las próximas semanas.

Con la posible encarcelación de Graterol, la estrategia de la fiscalía queda clara, pues coincide con la cercanía del fin del juicio contra Afiuni. Según Fernández, en un mes podría haber sentencia en este caso pues sólo faltan las pruebas documentales y las declaraciones de algunos testigos. Para ese entonces, Graterol seguiría tras las rejas y la Ley Habilitante anticorrupción estaría aprobada pues “la orden es tenerla como sea”, subrayó.

Otro elemento a tomar en cuenta es la reciente declaración del diputado Pedro Carreño quien aseguró contar con pruebas de la comisión de delito de la jueza Afiuni. “Si las tiene, por favor que se las entregue a la fiscal Emilse Ramos, porque esa señora está desesperada por contar con algún elemento probatorio contra María Lourdes y hasta ahora no lo ha conseguido. No se puede encontrar lo que no existe”, sentenció la abogada.

Abogados con miedo

El proceso contra María Lourdes Afiuni y su abogado José Amalio Graterol se ha convertido en un claro mensaje a los operadores de la justicia de Venezuela. En el caso de la jueza –quien dictó libertad a un imputado en claro cumplimiento de las leyes de ese país – se cumplió la orden de Chávez de que fuera encarcelada. Las secuelas han provocado que otros jueces eviten decisiones incómodas o polémicas pues “no quieren ser los próximos Afiuni”.

Thelma Fernández añadió que ahora arremeten contra los abogados y la evidencia es el cerco contra Graterol, quien debe presentarse periódicamente ante tribunales y tiene prohibida la salida del país. La fiscalía también pidió la suspensión del ejercicio de profesión pero la presión de observadores internacionales lo impidió. A juicio de la abogada, “el Gobierno le está diciendo a los abogados penales que no denuncien ni defiendan; no sólo tendremos presos políticos sino, abogados [detenidos] sin vehemencia y con miedo para defenderlos”.

José Pernalete / Diario Las Américas

AN


Comentarios



Por si no lo viste