Estas en


Manuel Monroy: Ciudad Bolívar bajo el agua sin agua


Miércoles, 29/08/2018 - 20:45

Con la crecida del Río padre “El Orinoco”, la ciudad histórica capital del Estado Bolívar, quedó bajo las turbias y oscuras aguas, cuando el Río reclamó sus espacios, que le han sido quitados, esto es para los bolivarenses algo nunca visto, ya que es la primera vez, que muchos sectores de la ciudad, han sido inundados, dejando muchas familias sin hogares y enseres, para muchos conocedores y entendidos, que han vivido las ultimas crecientes del río Orinoco, la de este año 2018, es una de las más grandes de la historia, y así se demuestra, cuando vamos hasta el Paseo Orinoco y algunos sectores adyacentes al río, y notamos como las aguas han penetrado en ellos.

Pero estos mismos ciudadanos, que están impresionados, con la creciente del Orinoco y la inundación de algunos sectores de la ciudad, donde vemos volúmenes de agua, también critican, la falta de agua, en muchos sectores populares de la ciudad, donde este preciado líquido no llega, por la incapacidad de quienes hoy están al frente de los entes gubernamentales, el burgomaestre de la ciudad, en vez de estar preocupado por esta situación, hoy solo está pendiente, de que los Medios de Comunicación no hagan publica esta anomalía, como tampoco permite que las personas, amantes de la fotografía, tomen foto para el recuerdo en el Paseo Orinoco, como si esto fuera algo en perjuicio de su pírrica administración y de la cual no se ha preocupado, para el bienestar de los bolivarenses.

Así mismo manifestó la ciudadanía, que muchas familias dignificadas, han sido refugiadas en lugares no apropiados, como tampoco se les ha prestado la debida atención, que debe tener un ser humano, los refugios tomados por los organismos del estado, en su mayoría son escuelas, donde no existen las condiciones adecuadas, para que permanezcan niños, adultos mayores y menos una familia, donde deben realizar sus actividades y necesidades cotidianas, es allí donde el ciudadano alcalde, debe demostrar capacidad, seriedad, responsabilidad y no de impartir ordenes, como la dicha anteriormente, como si esto ya no fuera voz populi en todo el país, organismos Internacionales y el mundo entero.

Añaden los informantes, que el alcalde debería ocuparse de acondicionar las avenidas y calles de la ciudad, de corregir las interrupciones eléctricas constantes, que queman artefactos electrodomésticos y nadie responde por ellos, de velar porque en los barrios de la ciudad no falte el agua potable, en lo referente al transporte público, que hoy se ha convertido en un suplicio, para la ciudadanía, principalmente para quienes tienen que trasladarse a sus sitios de trabajo, las personas que deben acudir a un centro asistencial por motivo de enfermedad, así como los jóvenes estudiantes, que deben caminar muchos kilómetros para llegar a sus colegios o regresar a sus hogares, en fin los bolivarenses en general viven una precaria situación.

NP / MV


Comentarios



Por si no lo viste