Estas en


Oposición venezolana se juega otra carta incierta en su lucha contra Maduro


Jue, 08/03/2018 - 21:00

La oposición venezolana se juega una nueva carta para presionar por unas presidenciales con garantías: una alianza de partidos y sociedad civil que puede ser tardía ante la inminencia de las elecciones del 20 de mayo.

Oposición venezolana se juega otra carta incierta en su lucha contra Maduro

Decantada por el boicot a esos comicios en los que el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección hasta 2025, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) presentó este jueves el "Frente Amplio Venezuela Libre".

No asistió el opositor Henri Falcón, quien se postuló contrariando a la MUD, de la que forma parte.

Además de la veintena de partidos de la coalición, integran la plataforma representantes de las principales universidades, la patronal Fedecámaras, sindicatos, organizaciones no gubernamentales y un pequeño grupo de disidentes del oficialismo.

"El objetivo es cambiar el sistema electoral para lograr garantías", dijo José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello.

Una de las primeras decisiones fue convocar para el 17 de marzo a una "protesta nacional y mundial en contra del fraude", en referencia a las votaciones anticipadas en las que Maduro buscará seguir gobernando pese a la grave crisis socieconómica.

El adelanto de esos comicios -que tradicionalmente se realizan en diciembre- fue decidido por la oficialista Asamblea Constituyente que rige como un suprapoder.

Es la primera movilización que organizan los adversarios de Maduro, tras la oleada de protestas que exigían su salida del poder y que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio de 2017.

Maduro consideró que el nuevo movimiento solo es un "cambio de nombre" de la MUD y una copia de su propuesta de "Frente Amplio de la Patria". "Son los mismos de siempre".

- Equipo de última hora -

Para el próximo lunes también fue convocada una marcha en Caracas para pedirle a Naciones Unidas que no se "preste a convalidar el fraude" que, según la coalición, preparan Maduro y el poder electoral.

La MUD decidió boicotear las presidenciales, tras fracasar en enero una negociación con el gobierno sobre garantías electorales.

Pero a contravía, Falcón, exmilitar disidente del oficialismo de 56 años, postuló junto con otros tres candidatos poco conocidos.

Maduro y Falcón acordaron hace una semana pedir a la ONU una misión de observadores electorales.

Si bien admite que no hay condiciones plenas, Falcón cree que puede capitalizar el rechazo a Maduro, que según encuestas ronda el 80%, cifra que repite para afirmar que el abstencionismo de sus exaliados es un error.

Su candidatura "debilitó la posición que manteníamos frente al gobierno de pedir un proceso electoral competitivo", le reprochó este jueves el veterano diputado Henry Ramos Allup.

Una encuesta de la firma Datanálisis indica que 75% de los venezolanos está dispuesto a votar.

Aunque necesario para lograr un cambio de gobierno, analistas como Luis Salamanca consideran que el nuevo Frente Amplio llega tarde pues la MUD debió implementarlo tiempo atrás.

Los rumores de que el chavismo anticiparía los comicios para sacar ventaja de las divisiones en la oposición corrían desde fines de 2017.

"Es como construir el equipo estando a las puertas de la final del campeonato", declaró Salamanca a la AFP, indicando que la MUD "se enfocó en las negociaciones con el gobierno y descuidó su agenda interna".

- "La otra calle" -

El politólogo añadió que el Frente Amplio sería una estrategia para remozar a la MUD, duramente golpeada al no lograr sus objetivos en las protestas de 2017, el fracaso de la negociación y críticas de seguidores por no enfrentar a Maduro en las urnas.

De hecho, la coalición nació en 2008 como resultado de una crisis en la Coordinadora Democrática, que aglutinaba a los partidos opositores y grupos civiles y se marginó de las parlamentarias de 2005, dejando el camino libre al chavismo para ampliar su poder.

"El gobierno es ineficiente, abusivo, manipulador y tramposo. Pero tiene la suerte de enfrentar a una oposición adolescente que no se soporta ni ella misma, se autoflagela, ataca a sus aliados y desperdicia sus recursos luchando contra sí misma", escribió el miércoles el analista Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

Por otra parte, reeditar las protestas de 2017 "no será fácil", según Salamanca, pues es una estrategia conocida y limitada por la "represión oficial".

"Falta la otra calle, la de los sectores populares que más resienten la crisis y que la oposición no ha logrado activar", dijo.

AFP / AM


Comentarios



Por si no lo viste