Estas en


El ministro de Exteriores de Venezuela niega que haya refugiados venezolanos


Lun, 10/09/2018 - 11:48

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, negó hoy que su país haya generado refugiados en masa y sostuvo que las centenas de miles de personas que han huido del país lo han hecho por razones exclusivamente económicas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, negó hoy que su país haya generado refugiados en masa y sostuvo que las centenas de miles de personas que han huido del país lo han hecho por razones exclusivamente económicas.

"Un refugiado es un perseguido o su vida corre peligro si regresa a su país. En Venezuela no hay refugiados, tal vez alguno es perseguido por alguna mafia, pero que haya miles, no. No hay persecución por el Estado, en absoluto.

Cualquier venezolano que ha salido por razones económicas regresa a su país tranquilamente", dijo Arreaza a los medios.

El canciller venezolano participa en Ginebra en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que inauguró la alta comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, quien hoy cifró en 2,3 millones el número de venezolanos que han huido del país caribeño por "la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica", así como por "la inseguridad y la persecución política".

Bachelet mencionó que este proceso no está decayendo, sino que, por el contrario, se está "acelerando", con 800 venezolanos que están entrando a diario en Brasil.

El canciller explicó que "se está tergiversando" el concepto "refugiado" al referirse a los venezolanos que han huido del país, y explicó que si sus conciudadanos lo usan "es para que les dejen entrar a trabajar aunque no tengan pasaporte".

Añadió, además, que la prueba de que los que han partido son emigrantes económicos es que el Gobierno de Nicolás Maduro está repatriando "a quien desea regresar" y dijo que recientemente han repatriado a 2.000 venezolanos desde el estado de Roraima en Brasil.

Precisamente, en relación a Brasil pero también a Perú, Arreaza lamentó que se hayan dado casos de xenofobia "cuando Venezuela ha sido históricamente un país receptor de refugiados".

En su discurso, la alta comisionada indicó que su oficina ha seguido recibiendo desde el pasado junio informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

Y añadió que continuaron las denuncias de detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión en ese país.

"El Gobierno no ha mostrado apertura para una rendición de cuentas genuina", sostuvo, en referencia a las violaciones de los derechos humanos que documentó la ONU durante las protestas masivas de 2017.

Consultado Arreaza sobre estas denuncias, no respondió y se limitó a augurar una "fructífera relación de trabajo con Bachelet".

"La alta comisionada está heredando un trabajo hecho por el saliente alto comisionado que con Venezuela tuvo una pésima relación, una relación de señalamiento, una relación sesgada, y creemos que con la presidenta Bachelet se puede emprender un nuevo tipo de cooperación con esta oficina y con todo el sistema universal de derechos humanos", dijo.

Indicó, además, que Venezuela establecerá "un mecanismo de información oportuno, pertinente, permanente con la oficina".

Más temprano, el ministro venezolano se dirigió al Consejo de Derechos Humanos para denunciar la supuesta campaña internacional para cambiar el régimen en su país, a través de la crisis económica provocada, según él, por la sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Arreaza se reunió también con el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

EFE/ FR


Comentarios



Por si no lo viste