Estas en


Japón experimentó en 2018 su verano más caluroso de los últimos años


Mar, 04/09/2018 - 08:04

Japón experimentó este 2018 su verano más caluroso de los últimos 72 años, con temperaturas de hasta casi dos grados por encima de lo habitual y varias olas de calor extremas que causaron un total de 156 fallecimientos entre junio y agosto.

En la región de Kanto-Koshin, que engloba la capital y varias prefecturas de sus alrededores, los termómetros fueron 1,8 grados superiores a lo habitual en el período, llegando a registrarse la marca histórica de 41,1 grados centígrados en la ciudad de Kumagaya (unos 60 kilómetros al noroeste de Tokio), según un informe publicado por la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) este lunes.

En la región de Tokai (centro), donde se encuentran provincias como Shizuoka, Aichi y Gifu, el mercurio se situó de media 1,6 grados por encima de lo normal, mientras que en Tohoku (nordeste), Kinki (oeste, que incluye a Kioto u Osaka) y la meridional Kyushu las temperaturas fueron un 1,3 grados superiores, según el informe.

En general, los termómetros del archipiélago nipón registraron temperaturas 1,7 grados por encima de la media, las más altas desde que estos datos comenzaron a registrarse en 1946.

Japón experimentó entre los meses centrales del verano dos olas de calor que dejaron 156 fallecidos entre junio y agosto (133 sólo en julio), mientras que 89.284 personas tuvieron que ser atendidas en hospitales por los efectos de las altas temperaturas, según datos de la Agencia nacional de Gestión de Incendios y Desastres.

Entre las víctimas hubo cinco pacientes de un hospital del centro del país que se produjeron después de que el edificio se quedara sin aire acondicionado el pasado 20 de agosto.

La más reciente ola de calor de finales del mes pasado llevó a Gobiernos locales del sur a alargar las vacaciones en colegios de primaria y secundaria hasta este lunes para proteger a los alumnos del mercurio, que seguía superando los 35 grados.

El "clima anormal" de este verano contribuyó a establecer varios récords meteorológicos en Japón, como precipitaciones nunca vistas en los archipiélagos de Okinawa y Amami, donde las lluvias fueron 1,77 veces mayores que en un año promedio, o las catastróficas lluvias que afectaron al centro, oeste y sur del país en julio (1,33 veces más de lo habitual) que dejaron más de 200 muertos en julio.

Entre junio y agosto se observaron 18 tifones en el Pacífico, igualando la marca histórica registrada en 1994, dijo la JMA.

EFE/ MC


Comentarios



Por si no lo viste