Estas en


Niña sufre parálisis repentina después de recibir una picadura de garrapata


Miércoles, 13/06/2018 - 09:52

Ocurrió la semana pasada. Jessica Griffin, una madre de Mississippi, se llevó el susto de su vida cuando su hija de 5 años, Kailyn, perdió repentinamente la capacidad de caminar y hablar después de recibir una picadura de garrapata en la cabeza.

Niña sufre parálisis repentina después de recibir una picadura de garrapata

Al parecer, en la mañana del miércoles Kailyn se despertó con problemas en sus piernas, no podía moverlas y la madre pensó que las tenía dormidas. Posteriormente, Jessica percibió que su hija tenía una garrapata incrustada en el cuero cabelludo, una zona donde había una pequeña hinchazón con la sangre de la pequeña. Según la madre:

Se despertó ayer por la mañana para prepararse para ir a la guardería y, tan pronto como sus pies tocaron el piso, se cayó. Intentó caminar, pero continuó cayendo, así que pensé que sus piernas estaban dormidas.

Rápidamente, le sacó el insecto y lo colocó en una bolsa de plástico, luego acudió al hospital con Kailyn. Los doctores le dijeron a Griffin que la pequeña tenía una condición poco común llamada parálisis por garrapatas.

Los expertos explican que las garrapatas son más activas de abril a septiembre. La llamada parálisis de garrapatas se produce por garrapatas hembra a punto de poner huevos. Después de que la garrapata se alimenta de sangre y se hincha la zona, secreta una neurotoxina en el huésped, según explica la Fundación Estadounidense de Enfermedad de Lyme.

Los síntomas pueden aparecer de cinco a siete días después de que la garrapata comience a alimentarse. La parálisis comienza en las piernas, luego se extiende a las extremidades superiores, y se puede manifestar como fatiga, entumecimiento y una incapacidad creciente para moverse. En las etapas posteriores, es más difícil para la víctima mover la cara o la lengua. Si no se hace nada, la toxina en última instancia hace que sea imposible para una persona respirar, lo que puede resultar en insuficiencia respiratoria.

La parálisis es más común en los animales, sin embargo, los niños también son susceptibles debido a su masa corporal más pequeña. Las niñas contraen la garrapata con mayor frecuencia porque las garrapatas se pueden esconder fácilmente en una gran masa de cabello.

El CDC ha informado anteriormente de un grupo de casos de la enfermedad extremadamente rara. Una de las víctimas fue una niña de 6 años que tuvo problemas para caminar una semana después de visitar a su abuela en el condado de Larimer.

Por cierto, en este caso la pequeña Kailyn ha tenido una recuperación rápida. La niña ya camina y habla sin problemas después del tratamiento en el hospital.

Fuente: es.gizmodo.com / FR


Comentarios



Por si no lo viste