Estas en


Obispos venezolanos inician visita Ad Limina en la Santa Sede


Jue, 06/09/2018 - 12:38

En la mañana de este jueves los Obispos Venezolanos iniciaron la visita Ad Limina Apostolorum con una Eucaristía en el altar ubicado en la tumba del Apóstol Pedro, en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, cuya celebración presidió Monseñor José Luis Azuaje, Arzobispo de Maracaibo, presidente de la CEV; y como concelebrantes principales Monseñor Mario Moronta, Primer-Vicepresidente de la CEV, Obispo de San Cristóbal y el Cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas.

Obispos venezolanos inician visita Ad Limina en la Santa Sede

Mas de 40 obispos de las diversas circunscripciones eclesiásticas estuvieron en la Eucaristía para elevar una plegaria por Venezuela ante la tumba de Pedro y con la presencia de algunos sacerdotes que realizan estudios en las diversas universidades Pontificias de la ciudad de Roma.

Mons. José Luis Azuaje, durante la homilía expresó que hoy día "se hace más vigente la petición de Pedro de pastorear libremente con sinceridad y testimonio de vida el rebaño por Dios encomendado a cada uno de nosotros. El servicio es a la gente, ella es la dueña de nuestras horas, de nuestros afanes en las diversas comunidades"

Para Mons. Azuaje la Visita Ad Limina es una oportunidad "para contemplar el misterio de la llamada y de la entrega; el misterio de las definiciones de las diversas responsabilidades que asumimos en la Iglesia. Todo ello tiene sentido desde una confesión de fe "Tu eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo". Añadió además que "no es cosa de sentimientos, de simples creencias, sino de fe viva, lo que nos permite abrirnos a la Esperanza, a no sucumbir ante la contingencia histórica por más destructiva que sea, por eso nos acercamos a esta roca firme, a esta piedra desde donde se ha edificado la Iglesia de Cristo"

Al referirse al lugar de la celebración de inicio de la visita Ad Limina, señala que esta Eucaristía en la tumba de Pedro "no es un monumento cultural, es donde reposa la roca firme querida por Cristo para edificar la Iglesia, que nos toca servir hoy en Venezuela a pesar de los sufrimientos e incomprensiones , nuestros ojos contemplan la tumba de la roca firme, que hoy quieren tambalear, pero se les olvida que Cristo le ha dado las llaves del Reino de los Cielos, le ha dado poder liberador, un poder cuya fuerza es la misericordia y el amor"

"Hoy sucesorialmente esta roca es Francisco, quien ejerce su ministerio Pretino. Su servicio es querer renovar y poner al día la Iglesia para que dé verdadero testimonio del Resucitado. Le ha traído muchos inconvenientes"

Para nosotros, añadió Mons. Azuaje, en nuestro país, ser testigo de la verdad y del amor, al proclamar la libertad y la dignidad humana como centro de la vida de un pueblo, al trabajar por la humanización y respeto de los derechos humanos, nos tocara una mayor cuota de sufrimiento e incomprensiones, calumnias y peligros. Hay que confiar en quien nos llamó y en quien nos escogió y nos envió.

Alentó a sus hermanos Obispos a hacer suyas las palabras del Papa Francisco "el obispo se presenta como un hombre escogido por Dios, no para ser una celebridad, sino para ser un pobre del Señor, un testigo de la verdad y que lucha por alcanzar la eterna caridad. Su vocación es ser cordero que se identifica con el rebano, entre el pueblo con el que es menos atractivo a esta sociedad"

Brotan tres acciones fundamentales, la primera seria acoger, dar cabida a todos con un corazón, amplio, sin distinción de ninguna especie, teniendo una predilección con los más pobres y vulnerables. Segundo, caminar con el pueblo, sentir y compartir sus gozos y sufrimientos. Tercero permanecer con el pueblo que se nos ha encomendado sin deseo de estar en otro lado, es decir, fructificar donde Dios nos ha plantado.

Al culminar la Eucaristía el Episcopado Venezolano se reuniría en la Congregación para la Educación Católica y posteriormente con el Instituto para las obras de la Religión (IOR)

La Visita Ad Limina Apostolorum se realizará del 06 al 15 de septiembre de 2018. La última realizada por el Episcopado Venezolano fue en el año 2009 con el Papa, hoy emérito, Benedicto XVI. NP/Prensa CEV

EA


Comentarios



Por si no lo viste