Estas en


La integración es la mejor arma contra el enemigo número uno del banano


Jue, 30/05/2019 - 13:49

El gerente general de la Corporación Bananera Nacional de Costa Rica (Corbana), Jorge Sauma, afirmó este jueves que es necesaria una mayor integración entre los países bananeros de América Latina y con los organismos regionales e internacionales para lograr que el hongo Fusarium raza 4 no llegue al continente.

La integración es la mejor arma contra el enemigo número uno del banano

En unas declaraciones a EFE durante el VIII Congreso Internacional sobre el Banano, que se celebra hasta este viernes en Miami, Sauma hizo hincapié en que la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) es la que debería tener "la batuta" en este tema y emitir recomendaciones.

"Al fin y al cabo estamos hablando de un alimento" que es el sustento de millones de personas no solo desde el punto de vista de la nutrición sino desde el laboral, agregó.

Hasta ahora no existe una solución ni química ni biológica para acabar con el actual peor enemigo de los cultivos bananeros, pero se han hecho avances, especialmente en el campo de la genética, con vistas a crear variedades resistentes a ese hongo, señaló Sauma.

Muchas de las esperanzas están puestas en el método CRISPR-CAS que se usa en investigaciones genéticas sobre el cáncer y permite seleccionar una secuencia específica en el genoma de un ser vivo y hacer un "corte", a diferencia de otros métodos anteriores de mejoramiento genético en los que los cortes eran aleatorios y el tiempo para conseguir el resultado apetecido era mucho mayor.

El Fusarium Oxysporum F. sp. cubense Raza 4 Tropical (Foc R4T), que afecta a las plantaciones en África, Asia y Oceanía, es uno de los temas dominantes del congreso, en el que participan más de 700 productores, empresarios, científicos y expertos de más de 40 países.

Sauma indicó que hay que reforzar la aplicación de las medidas de exclusión en América Latina y trabajar más en la elaboración de un Plan B para el caso de que aun así el Foc R47 llegue.

Para ambas cosas la palabra clave es "integración", apunta el gerente general de Corbana, organizadora del Congreso, que se celebra fuera de Costa Rica precisamente para evitar que los asistentes a estas reuniones acaben siendo propagadores del hongo.

Es una "gran sacrificio" económico, pero necesario, el no celebrar congresos en lugares donde haya plantaciones bananeras, indicó Sauma, quien llamó a no contribuir a que cunda el pánico por esta amenaza.

En cualquier caso -dijo- no va a acabar con el banano, una fruta que es clave para la alimentación de 400 millones de personas en el mundo y puso el ejemplo de Filipinas, que es el segundo exportador mundial de bananos y lidia con el Foc R4T.

Sigue produciendo pero los costos son más altos.
Australia, también afectada por el hongo, lo está manejando bien con una cuarentena de las plantas afectadas, que son quemadas y aisladas totalmente, pero es una solución también costosa.

En lo que se refiere a las medidas preventivas de exclusión aplicadas en América Latina dijo que no ve países "disidentes" respecto a esa política pero sí algunos rezagados en la implementación, entre los que mencionó a Nicaragua.

"Se necesita un esfuerzo mayor en todos los países y sus servicios fitosanitarios, del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y de la FAO", dijo.

También defendió la necesidad de trabajar más en la capacitación de los productores, especialmente los pequeños, para que sepan qué hacer en caso de que el hongo aparezca, y subrayó que en Costa Rica se realizó recientemente un simulacro.

Otro aspecto en el que se debe también avanzar es en la diversidad de variedades del banano.

Actualmente el 99 % de los bananos cultivados en América Latina son de la variedad Cavendish, que es resistente al Fusarium raza 1, el llamado "mal de Panamá" que causó estragos hace décadas en América Latina, pero es susceptible de ser atacado por el Foc R4T.

El Fusarium Raza 4 es un tema que acapara la atención del congreso, pero no el único.

La investigación científica, la logística, el transporte, la comercialización, la innovación, el efecto del cambio climático, la sostenibilidad y las tendencias de consumo del banano también están en la agenda.

El reputado consultor de la industrias bananera Benjamín Paz, que ha tenido puestos directivos en dos de las grandes compañías del sector, Chiquita y Dole, señaló ante el congreso que tarde o temprano el Fusarium 4 va a llegar y lo importante es estar preparados.

EFE/LJ


Por si no lo viste