Estas en


Rawabi, la ciudad fantasma palestina que quiere ser una "ciudad inteligente''


Vie, 02/02/2018 - 11:44

Rawabi, la primera ciudad palestina planificada que se inspira en el modelo de "ciudad inteligente", prosigue lentamente su desarrollo e intenta convertirse en un centro económico de referencia para empresas emergentes y de alta tecnología en Cisjordania ocupada.

Rawabi, la ciudad fantasma palestina que quiere ser una "ciudad inteligente''

El núcleo urbano, que se erige encima de una colina a nueve kilómetros de Ramala, está compuesto por decenas de edificios altos que se erigen imponentes, pero la mayoría están a medio construir, muestran todo su esqueleto y están vacíos por su interior.

Según Jack Nasar, miembro de la Fundación Rawabi, que lidera iniciativas para el desarrollo social, económico y cultural de la ciudad, los costes para la edificación de la nueva urbe, que comenzó en 2012, ascienden hasta ahora a mil doscientos millones de dólares, una gran inversión que hace de este proyecto uno de los más ambiciosos en los territorios palestinos.

"Por ahora hemos vendido 1.200 apartamentos", destaca Nasar, que indica que 4.000 personas residen en la ciudad, aunque solo el 65 % de ellas vive allí permanentemente.

Rawabi está diseñada para dar cobijo a 40.000 residentes, pero está aún muy lejos de llegar a esta cifra. En muchos puntos tiene aún un aspecto fantasmagórico, sin gente en muchas de sus calles y con edificios vacíos de piedra marrón que se extrae de la tierra rocosa de sus alrededores.
Pero los planes son ambiciosos.

"Queremos convertir Rawabi en una ciudad inteligente" que incorpore las tecnologías "smart" y todas las facilidades para la población dentro de un proyecto urbanístico que sus promotores consideran innovador, con un trazado moderno basado en zonas verdes, parques infantiles, áreas comerciales y de ocio y calles peatonales donde la circulación en coche sea mínima.

Según indica el fundador de la ciudad, Bashar Masri, un palestino natural de la vecina Nablus que hizo gran parte de su carrera empresarial en los Estados Unidos y que desarrolla el proyecto con un grupo inversor qatarí, solo el 10 % de Rawabi está habitado, pero se trata de una iniciativa que va más allá.

"Rawabi forma parte de nuestro proyecto de construcción nacional palestina", declara Masri, que también se esfuerza en desarrollar el Centro Q, un espacio comercial, de servicios y negocios recién inaugurado que pretende convertirse en núcleo de referencia para el emprendimiento económico y las empresas emergentes del sector de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

EFE / LA


Comentarios



Por si no lo viste