Estas en


7 enemigos de la salud de la piel que sueles ignorar


Vie, 22/02/2019 - 10:02

Ya sea a causa de herencia genética o por unos malos hábitos, la salud de la piel está rodeada de algunos riesgos que debemos evitar. Lo primero será analizar las características personales de cada persona y su forma de vida.

7 enemigos de la salud de la piel que sueles ignorar

La belleza y luminosidad de la piel va cambiando con los años. Más allá del envejecimiento prematuro, los enemigos de la salud de la piel deben evitarse por los riesgos profundos que pudiesen provocar. A continuación, veremos una lista de factores de riesgo para la salud cutánea.

Si bien puede haber predisposición a ser más o menos sensibles a factores externos que la perjudiquen, siempre es posible cuidarse y prevenir problemas a corto o largo plazo con cuidados diarios.

Este listado se enfoca en los más frecuentes enemigos de la salud de la piel, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEVD). Se trata de factores que pueden afectar directamente en el deterioro y envejecimiento de la dermis.

¿Qué evitar? Entre otros factores, los radicales libres y todo aquello que atente contra la flexibilidad cutánea. ¡Toma nota!

El sol

El sol, esa estrella en torno a la cual giramos, desprende sus potentes rayos ultravioletas que, lejos de ser retenidos en la atmósfera, alcanzan nuestra piel y la debilitan. Los rayos solares están considerados uno de los peores enemigos de la salud de la piel.

Se habla de tanorexia cuando una persona es ‘adicta al bronceado’. El peligro reside en una constante deshidratación cutánea, que va erosionando la dermis poco a poco.

El fotoenvejecimiento no sería la peor parte de una exposición prolongada a los rayos ultravioletas. La queratosis es un padecimiento de la piel, donde aparecen lesiones de pigmentación oscura y donde las células presentan un crecimiento anormal. Cuanto más sensible es la piel, mayor el riesgo de que los daños se agraven.

Tabaco

Segundo en el ranking, el tabaco es sin duda uno de los más acérrimos enemigos de la salud de la piel. Los médicos reconocen a los fumadores crónicos porque sus arrugas son más profundas, finas y marcadas, y poseen un tono grisáceo.

En las mujeres, la piel se debilita mucho más rápido al fumar. La razón de esta disminución de la resistencia de la dermis es que el cigarrillo ralentiza la circulación sanguínea, quitando oxígeno a los tejidos.

Alcohol

El exceso de alcohol tiene un impacto nocivo en la circulación sanguínea. Esto se constata en el aspecto general de la piel, de forma similar a cómo lo hace el tabaco. Además de causar envejecimiento prematuro, las personas que beben a diario pueden llegar a lucir pálidas, con pieles opacas y ojeras.

Comidas con alto contenido graso

En general, estas elaboraciones se englobarían en el grupo de la denominada ‘comida chatarra’. Las grasas saturadas suman calorías que el cuerpo no alcanza a quemar. Con ello, el metabolismo lipídico sufre una alteración inevitable.

Quienes ingieren diariamente comida con exceso graso pueden experimentar efectos que pueden ir desde la dermatitis seborreica y el acné, hasta un engrosamiento de las capas externas de la piel.

Además, las personas con obesidad manifiestan una serie de complicaciones en la salud de su piel características, con problemas en la cicatrización, edemas o queratosis.

Estrés

El estrés se manifiesta por un estado emocional frágil, alterado, con episodios de gran tristeza o de gran ira. El estrés abre la puerta al malestar físico, por lo que se debe aliviar con actividades relajantes como natación o yoga.

La piel es el escudo ante unos elementos agresivos de la realidad. Cuando hay estrés, puede manifestarse mediante alergias, dermatitis, o incluso rosácea o psoriasis.

Contaminación

La contaminación ambiental es otro de los enemigos de la salud de la piel que más desapercibido pasa. No sólo en las zonas industrializadas, también el polvo, los productos para fumigar los cultivos y, en general, las impurezas del aire obstruyen los poros. La más leve de las consecuencias es el acné.

Cambios brusco de peso

Las fibras elásticas se estiran cuando se sube de peso. Si la piel se estira demasiado, estas fibras pueden romperse. Cuando a esto se suma el envejecimiento natural de la piel, es posible que la flaccidez quede de manera permanente.

En conclusión, en base a estos siete puntos podría pensarse que la mayoría de los enemigos de la salud de la piel son bastante fácil de evitar. Cuidarse del sol, llevar una alimentación saludable y evitar los excesos, serían las simples fórmulas para mantener un buen estado general de la piel.

Fuente: Mejor con salud / EKB


Por si no lo viste