Estas en


Así cambia tu SPM con la edad, ¿en cuál estás?


Mar, 20/03/2018 - 11:10

El síndrome premenstrual (SPM), es un conjunto de síntomas físicos y emocionales, que comienzan antes de la menstruación.
La mayoría de las mujeres experimenta estos síntomas, aunque no todas con la misma intensidad.

 Así cambia tu SPM con la edad, ¿en cuál estás?

Este síndrome varía con la edad y con la salud de la mujer, ya que está directamente relacionado con factores biológicos, psicológicos, sociales y culturales.

De las mujeres que experimentan los síntomas del SPM, las más jóvenes los padecen con mayor frecuencia y con mayor intensidad.

Cambios según la etapa de la mujer

Entre los 15 y 25.

En esta etapa, hay muchos cambios hormonales y no es común que en cada ciclo aparezcan éstos síntomas.

Entre los 20 y los 40.

Aquí la mujer llega a la madurez, y sus ciclos son bien identificados, es decir, se sabe si es regular o irregular, en este caso la mujer está en su etapa más fértil y los síntomas suelen ser más intensos.

Entre 20 y 40 que han tenido uno o más hijos. Cuándo una mujer ya tuvo hijos los síntomas continúan, aunque en menor intensidad.

Entre los 30 y 40.

En esta edad los síntomas empeoran con mayor frecuencia ya que se aproxima la menopausia.

Aunque muchos factores intervienen con este síndrome, tal es el caso de los anticonceptivos orales, que si bien puede disminuir los síntomas, en otras mujeres puede aumentarlos, debemos de recordad que cada cuerpo es distinto.

La herencia, los hábitos alimenticios, una vida sedentaria o activa, influyen mucho en el tipo de síntomas que se presentan.

Síntomas

Entre los más comunes se encuentran:

Cólicos menstruales, altibajos en el estado de ánimo, comportamiento irritable, agresividad, fatiga, cambios en el sueño (dormir mucho o no poder dormir), menos tolerancia a los ruidos, dolor en el cuerpo, etc.

Tratamiento

Todo dependerá de la gravedad o intensidad de los síntomas; sin embargo, existen casos especiales en dónde la mujer experimenta tanto dolor que le impide realizar sus actividades diarias.

Bebe abundantes líquidos y evita las gaseosas y el café.

Limita tu ingesta de sal y azúcar.

Realiza alguna actividad física regularmente.

Puedes tomar medicamentos como ibuprofeno, paracetamol, ácido acetilsalicílico, para aliviar el dolor.

Un estilo de vida saludable es el primer paso para manejar el SPM.

Fuente: salud180.com / FR


Comentarios



Por si no lo viste