Estas en


¿Cómo conquistar a cada tipo de mujer?


Sab, 12/10/2013 - 00:06

Muchos dicen que son inentendibles, enrolladas, incomprensibles, que no saben nunca qué quieren -mentira, siempre lo saben, pero no te lo dirán casi nunca- o que lo quieren todo… En fin, si le preguntas a varios hombres, cada uno te dirá algo diferente sobre las mujeres, pero nosotros hemos logrado reconocer ciertos patrones de conducta que nos llevan a “clasificarlas” en varios tipos; tipos que deberías poder identificar dada la situación de que trates de conquistarla, para saber cómo proceder y alcanzar el éxito. En otras palabras: A continuación te presentamos los distintos tipos de mujeres y cómo conquistar a cada una. ¡Atención!

La Tímida: Esta es la que está alejada de toda la fiesta, por lo general habla con 2 o 3 amigas con las que fue y, en caso de que intentes hablar con ella, te responderá con monosílabos que interpretarás como falta de interés. Nuestro consejo: Tienes que ver más allá de lo evidente, saber interpretar las señales, y más aún si se trata de la tímida. Si te rindes muy pronto con ella, te enterarás después de que ibas por buen camino, pero que la dejaste ir, lo que llevará a pesadillas recurrentes de “qué tal si…”. Ve con calma, paciencia, pero constancia sobre todo para que ella tome confianza y te deje ver más allá del personaje.

La Diva: Se cree inalcanzable, demasiado para todos, pero por dentro sabe que no es así. En un principio no te prestará atención porque su forma de ser la lleva a rechazarlos a todos una vez siente que lo están intentando. Si insistes demasiado con ella, serás la burla de ella y sus amigas, para poder alimentar su ego y personalidad “divesca”. Nuestro consejo: Sé sutil, misterioso, como James Bond, y no le prestes demasiada atención. Una vez logres conseguir su atención, la intriga y falta de interés es lo que la llevará hacia ti.

La regaladaSe va con quien sea, cuando sea, donde sea. Ella sabe bien lo que quiere y cómo conseguirlo, el juego de la seducción es mero entretenimiento o “foreplay” para ella. Si ya te puso el ojo, sabes bien cuáles son sus intenciones. Nuestro consejo: Procede con confianza, directo, deja la intriga para otras, pero con ella, si existe el interés, estás más que a mitad de camino. Luego de haberlo logrado tú decidirás si quieres dejarla ir, o quedarte con ella. Si no la identificas y la dejas pasar después de que ella iba “con todo” contigo, quedarás como un incapaz frente a tus amigos.

La calientahuevos: Ella es el Megatron de cada Optimus Prime masculino que existe. La kriptonita para todos los Superman, la… Ok, entendiste la analogía. El tipo de mujer más odiado por todos los hombres, esa que nos abraza, nos sonríe, baila con los dos brazos alrededor de nuestro cuello, responde los textos rápidos, y al finalizar la noche, nos toma de la mano… Pero no “nos da” nada. Nuestro consejo: Huye, huye lo más rápido que puedas, huye y no mires atrás. Si caes en su trampa, serás la burla de tus amigos, y vivirás una frustración que durará unas buenas horas, horas de tu vida que no recuperarás.

La “Mary”: ¿Viste Loco por Mary? Es ella. Es amable, confianzuda, encantadora, el alma de la fiesta, comparte tus mismos intereses, no le importa que veas fútbol o juegues videojuegos, saluda a todo el mundo, habla con todos, y es altamente peligrosa, porque te hará creer que es la indicada para ti, y que conseguiste a la ideal, cuando de verdad ella no quiere absolutamente nada contigo. Nuestro consejo: Es Mary, no te ilusiones, te romperá el corazón y no se dará ni cuenta.

Las Presas fáciles: Perfecta para los perezosos, los que no quieren esforzarse mucho, los que van “viendo como vaya viniendo”. Nuestro consejo: No hay mucho que decir, si quieres algo rápido, puedes intentarlo, pero debes proceder con precaución, pues pueden dejarte por otro con la misma facilidad con la que cayeron por ti, o peor aún, puedes terminar metido en un problema.

La despechada: Terminó con el novio, eso es lo único que sabes -y debes saber- de ella. Mentira, hay otra cosa que deberías averiguar, y es “hace cuánto tiempo terminó su relación”. Si pasó hace menos de 5 días, está buscando un desquite y, con suerte, puedes ser el afortunado seleccionado (siempre y cuando estés completamente claro de que serás eso, un desquite, fin). Si han pasado más de 4 meses, ya está buscando empezar algo nuevo, dejó eso atrás y -de nuevo- puedes ser tú el que ella esté buscando. Nuestro consejo: Si está en el período comprendido entre “más de 4 días, y menos de 4 meses” olvídate de todo. Para las mujeres, ese es el período de tiempo de “los hombres son un asco” y “los odio a todos, no quiero una relación más nunca”.

La soltera: Califica solo, y solo si, tiene más de 30 años. Está preocupada porque recibe invitaciones para bodas cada 2 meses, y ve cómo todas sus amigas están felizmente emparejadas con alguien, mientras ella tiene miedo de que “el autobús la vaya a dejar” y se quede viviendo eternamente en una casa oscura, con más gatos que puertas en la casa. Para ella todos los hombres son maridos potenciales, incluyéndote, así que… Nuestro consejo: Procede con precaución, si bien puedes tener el camino un poco más fácil, recuerda que ella no está -generalmente- buscando nada que no sea serio y duradero.

La que lleva demasiado tiempo con el novio: Tiene demasiado tiempo en una relación, sin embargo no termina de “pasar nada” interesante o seriamente relevante. No se han ido a vivir juntos, no hay propuesta, no hay nada, o sencillamente está aburrida, pero no lo puede dejar y está evaluando otras opciones. Tu táctica aquí es mostrarte como la opción interesante vs. la que tiene actualmente. Si no puedes ofrecerle eso, olvídalo, no lo lograrás.

Fuente: Un Tipo Serio / YU


Por si no lo viste