Estas en


¿La abstinencia es tan mala como ser alcohólico?


Dom, 12/08/2018 - 15:07

De acuerdo a un estudio por instituciones europeas, la abstinencia de alcohol podría llevar al desarrollo de demencia, así como el exceso de su consumo.

¿La abstinencia es tan mala como ser alcohólico?

Según un estudio realizado por el University College of London (UCL) y el Instituto Nacional Francés de Salud e Investigación Médica, la abstinencia al alcohol puede ser tan dañina para la salud neurológica como lo es el beber en exceso.

El estudio analizó el comportamiento de 9 mil voluntarios de Gran Bretaña, todos entre la edad de 35 y 55 años, durante intervalos regulares entre 1985 y 1993. Este estudio buscó conocer a detalle los efectos del consumo excesivo del alcohol, así como los posibles efectos de la abstinencia de consumo de alcohol.

El estudio encontró que de los nueve mil participantes, 397 fueron diagnosticados con demencia después de al menos 23 años. Tras investigar la causa de estos resultados, los investigadores encontraron que aquellas personas que se abstuvieron de beber alcohol entre los 35 y los 45 años de edad, tuvieron tanto riesgo de presentar demencia a edades avanzadas como aquellos que presentaron dependencia al alcohol durante las mismas edades.

Así que, aun cuando algunos miembros de la comunidad científica, como Sevil Yasar de la Escuela de Medicina John Hopkins, piensan que aún quedan muchas pruebas por llevarse a cabo acerca de la relación del alcohol con la demencia, los investigadores han recomendado su consumo.

Pero antes de salir de fiesta, recuerda que la recomendación indica consumir de 1 a 14 unidades de alcohol a la semana. Una unidad de alcohol equivale a 10 ml, así que no trates de vaciar una botella de tequila por tu cuenta.

En general, para beneficiar la salud mental y disminuir riesgos de padecer demencia, se recomienda consumir alcohol con regularidad, pero sin pasar a excesos. Si te encuentras constantemente con una “cruda”, entonces corres riesgo de desarrollar enfermedades hepáticas. Es un difícil equilibrio entre “precavido” y “alcohólico”.

Fuente: Fayerwayer

EA


Comentarios



Por si no lo viste