Estas en


Panettone y pandoro: similares pero diferentes


Miércoles, 19/12/2018 - 12:11

La navidad italiana está repleta de buenos y deliciosos bocados. Al momento de disfrutar del postre, algunos roban el protagonismo: el panettone y el pandoro. Esta suerte de panes dulces gozan de gran popularidad no solo en su país de origen, sino en el mundo entero.

Panettone y pandoro: similares pero diferentes

Sin embargo, muchos tienden a confundirlos e, incluso, a pensar que son lo mismo.

Las recetas guardan respetables diferencias, tanto en origen como en características, que le dan un espíritu único a cada una.

Aquí, las diferencias para conocer mejor estos infaltables postres italianos.

Panettone

Conocido en otros lugares como panetone, panetón o, incluso, pan dulce, es un elaborado proveniente del norte de la península itálica, siendo muy apreciado en Milán.

Este es un bollo en forma de cúpula que se hace con masa tipo brioche que se prepara con harina de fuerza, masa madre o levadura fresca, huevos, mantequilla y azúcar.

Suele tener una altura entre 12 y 15 centímetros y puede estar sin relleno o contener frutas confitadas, pasas o chocolate.

Se dice que los romanos fueron los pioneros en la panadería dulce italiana y de ahí surgieron algunas de las recetas que se conocen hoy en día.

En cuanto a la historia del panettone, no se tiene certeza más allá de saberse que es originario del norte del país.

Con el pasar de los años, este dulce pasó a formar parte de la gloriosa mesa de fin de año de los italianos.

El primer registro que se tiene de su inclusión data del siglo XVIII.

Pandoro

Comparte muchas similitudes con el panettone, pues también es de brioche.

Se prepara con predominancia de huevos y vainilla, que le dan un característico color amarillento a su interior, y harina, azúcar, mantequilla, manteca de cacao y levadura.

Posee una textura más mantecosa que el panettone y se elabora en forma troncocónica, con relieves en forma de estrella, normalmente de ocho puntas.

Su principal particularidad es que no se rellena, sin embargo, suele cubrirse con azúcar pulverizada o chocolate.

Su génesis es mucho más clara, su aparición se registra durante el siglo XIX.

El 14 de octubre de 1894 en Verona, también al norte de Italia, el pastelero Domenico Melegatti obtuvo la patente del Pandoro.

Se dice que el veronés se inspiró en recetas austriacas y de su misma región para elaborarlo.

Además, su nombre se debe al conocido como pan de oro, muy popular en Venecia durante el renacimiento.

Por si las dudas, el panforte

Otro postre de Italia que tiene su cuota de participación es el panforte.

Es muy diferente; sin embargo, en ocasiones tiende a causar confusiones, aunque menos frecuentes.

Es de fácil preparación: contiene azúcar y miel disueltas en chocolate y mezcladas con frutos secos, especias y harina.

Sus primeros registros son del siglo XIII, de Siena, en la región italiana de la Toscana.

Fuente: www.cocinayvino.com / FR


Comentarios



Por si no lo viste