Estas en


Pedro J. Torres: El Camu-camu, fruta del Amazonas que se perfila como nueva aliada en la lucha contra la obesidad


Mar, 04/09/2018 - 16:29

Es una máxima que se repite frecuentemente, que para todas las enfermedades y dolencias existe un remedio en la naturaleza, y ciertamente, los principios activos de la mayor parte de los medicamentos, si no todos, se encuentran en las plantas; muchas de ellas tienen aplicaciones en el alivio de más de una enfermedad, y continuamente los científicos encuentran nuevas propiedades medicinales en cada vez mayor número de especies vegetales, comenta la Fundación Torres-Picón al compartir la presente información.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan fundación que promueve prevención de la obesidad infantil e impulsa el arte y la cultura

Tal es el caso del Camu-camu, cuyo nombre científico es Myrciaria dubia, una fruta que crece en un arbusto originario del Amazonas peruano, pero que también puede encontrarse en estado silvestre en los suelos aluviales de algunas zonas selváticas de Colombia, Perú y Brasil durante la época de lluvias. Este arbusto puede crecer hasta alcanzar los ocho metros de altura y su fruto es del tamaño de un limón, su piel es de color naranja y su pulpa es amarilla. El Camu-camu tiene un alto contenido de vitamina C, veinte a treinta veces más que el kiwi y cinco veces más polifenoles que las moras.

Hasta ahora, el Camu-camu era apreciado por sus cualidades antiinflamatorias y antioxidantes, sin embargo, un estudio realizado recientemente por las universidades de Laval y Quebéc, Canadá, y publicado por la revista científica US National Library of Medicine National Institutes of Health, acaba de informar que este fruto amazónico tiene además propiedades que lo convierten en un remedio eficaz para combatir la obesidad y mejorar significativamente la salud.

“El consumo de la fruta está fuertemente asociado con una mejor salud y una mayor diversidad bacteriana en la microbiota intestinal… tiene un perfil fitoquímico único, un gran potencial antioxidante así como antiinflamatorio”, señala el informe de la investigación.

Esta afirmación se basa en los resultados obtenidos en laboratorio; en esta experiencia, se alimentaron dos grupos de ratones con idéntica dieta alta en grasas y azúcares durante ocho semanas, pero sólo a uno de los grupos se les suministró diariamente un extracto de Camu-camu; al cabo de las ocho semanas, los ratones que habían recibido el Camu-camu tenían un peso 50% más bajo que los ratones que no habían recibido el extracto de la fruta.

“El Camu-camu previno el aumento de peso, disminuyó la acumulación de grasa y mitigó la inflamación metabólica y la endotoxemia. Los ratones tratados con Camu-camu mostraron una mejor tolerancia a la glucosa y sensibilidad a la insulina; también estaban completamente protegidos contra el hígado graso”, afirman los investigadores.

Señalan los expertos que este resultado se debe a que el tratamiento con Camu-camu alteró favorablemente la composición de la microbiota intestinal, incrementando el gasto de energía y, como consecuencia, evitando el desarrollo de la obesidad. No obstante, aclaran que aún es necesario realizar nuevas pruebas a fin de determinar si el tratamiento con Camu-camu puede producir similares efectos en los seres humanos.

Desde la Fundación Torres-Picón, dedicada a la prevención en salud, así como a compartir información relevante relacionada con el problema de la obesidad entre niños y jóvenes, se comparten esta clase de opiniones expertas y estudios publicados. Pedro J. Torres, su principal directivo y fundador, subraya la importancia de considerar las recomendaciones médicas y acudir a los profesionales de la salud para tratar la obesidad; no obstante recalca que todos podemos hacer parte de este esfuerzo preventivo global, especialmente los educadores y padres, orientando a los pequeños y “predicando con el ejemplo de una vida sana y sin excesos”.

GF/EDC


Comentarios



Por si no lo viste