Estas en


Pedro J. Torres: Someterse a una “dieta relámpago” para perder peso es una decisión riesgosa


Mar, 17/07/2018 - 15:49

Se acercan las vacaciones y queremos lucir espectaculares en la playa, o estamos invitados a una fiesta y queremos vernos elegantes y atractivos, pero de repente nos damos cuenta de que no estamos en las mejores condiciones para ello, nos sobran un par de kilitos que pueden estropearnos la figura… En circunstancias como ésta, el primer impulso es someternos a una dieta rápida que nos haga perder esos kilos de más en corto tiempo y nos ayude a tener la silueta perfecta para la ocasión. Grave error. Al cabo de poco tiempo nos damos cuenta de que aquellos dos kilos que quizás logramos perder no tardan en reaparecer, sólo que ahora no son dos sino cuatro, cinco o más, y lo que es peor, la famosa “dieta relámpago” no hizo otra cosa que estropearnos la salud, y como consecuencia, ahora estamos más gordos y enfermos.

La danza, el baile, contribuyen al buen estado de salud. Pedro J. Torres con la esposa de Sting, la actriz, directora y productora Trudie Styler

Someterse a dietas rápidas y temporales para adelgazar “para las vacaciones” o para una ocasión especial es contraproducente, ya que estas dietas por lo general no sólo no tienen el efecto esperado, sino que además suelen generar efectos secundarios no deseados, entre ellos el denominado “efecto rebote”, ya que el organismo reacciona ante la repentina restricción ahorrando y almacenando en forma de grasa el escaso alimento que recibe, y permanece en este “modo ahorro” aun después de terminada la dieta, lo que significa que, al volver al anterior patrón de alimentación, se recupera no sólo el peso perdido inicialmente sino incluso mucho más.

Esta información fue circulada y comentada por la Fundación Torres-Picón.

En un artículo denominado Hacer dieta puede engordar, publicado en Eroski Consumer, el especialista español Julio Basulto presenta una recopilación de estudios científicos que avalan estas afirmaciones; uno de ellos, publicado en el Journal of the Academic Nutrition and Diabetes, es un artículo editorial que responde afirmativamente a la interrogante planteada acerca de si el hacer dieta puede incrementar el riesgo de desarrollar obesidad y de sufrir trastornos alimenticios.

En otro de estos estudios, publicado en el International Journal of Obesity, se efectúa un análisis de las secuelas del ya citado “efecto rebote”; refiere el análisis que las dietas demasiado bajas en calorías pueden generar una pérdida de la masa muscular, ya que el organismo acaba consumiéndose a sí mismo, al mismo tiempo que empieza a funcionar con un gasto menor de calorías, lo que hace que sea mucho más difícil perder más peso, e incluso mantener la disminución de peso lograda.

En este sentido, los nutricionistas recomiendan no seguir este tipo de regímenes dietéticos temporales y excesivamente estrictos, los cuales someten al organismo a una severa privación de elementos necesarios para su funcionamiento, además de que constituyen una auténtica tortura a la hora de comer y que tarde o temprano acabarán dejándose de lado; por el contrario, para lograr una reducción de peso sana y duradera, es preferible adoptar hábitos de alimentación saludable e incorporarlos en forma permanente a nuestro estilo de vida, conjuntamente con la práctica regular de ejercicio físico.

El presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, destaca la importancia de emprender acciones comunitarias, gubernamentales, de responsabilidad social empresarial y familiares para evitar y controlar las graves secuelas de la presencia de un alto índice de grasa corporal y sobrepeso, que la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud han calificado como “epidemia”.

GF/EDC


Comentarios



Por si no lo viste