Estas en


Pedro Torres Ciliberto: Excesos en comidas por fiestas de fin de año pueden causar aumento de entre 3 y 5 kilos de peso


Mar, 18/12/2018 - 20:29

Llegaron las fiestas decembrinas y como cada año, las celebraciones, los regalos, las invitaciones, y los kilos de más, que al pasar las navidades y comenzar el nuevo año, nos harán sentir todo su peso, literalmente.

La danza, el baile y la música contribuyen a la buena salud. Pedro Torres Ciliberto en compañía de la esposa de Sting, la actriz, directora y productora Trudie Styler

Efectivamente, en cada uno de los festines con que tradicionalmente se celebran estas fechas, sin darnos cuenta podemos consumir entre 2.000 y 2.500 kilocalorías, lo que equivale al consumo de dos días en una dieta normal, según cifras suministradas por expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), una exagerada ingesta de comida que rápidamente se convierte en un incremento de peso de entre tres y cinco kilos.

Para evitar este desajuste y sus ingratas consecuencias en el futuro, los especialistas aconsejan tomar algunas medidas preventivamente, que en nada disminuyen el disfrute de la festividad.

Esta información es compartida en el marco del eje de actividades de divulgación para la prevención en salud impulsadas por la organización y fundación Torres-Picón.

Ante todo, se debe partir de una planificación cuidadosa de los menús que van a prepararse para cada día; con esta base debe realizarse la compra de los ingredientes, tomando en cuenta el número de comensales que participarán en cada reunión y el tamaño de las raciones a servir; de este modo se evita el preparar comida de más y con ello el desperdicio innecesario de alimentos sobrantes, además de prevenir que la abundancia de comida se convierta en una “tentación” para seguir comiendo aun después de estar satisfechos.

Al decidir los platillos que formarán parte del menú se debe optar por alimentos de bajo contenido calórico, ligeros y de fácil digestión; en caso de tratarse de platos tradicionales, seleccionar los ingredientes más saludables sin por ello desviarse de lo que dicta la costumbre.

Deben evitarse los alimentos ricos en grasas y azúcares, sustituyéndolos por verduras y hortalizas, de preferencia aquellas que pueden consumirse crudas, a fin de aprovechar al máximo su contenido de vitaminas; asimismo debe reducirse al mínimo, o mejor aún, prescindir por completo de alimentos que solo aportan calorías vacías, como los refrescos carbonatados, bebidas azucaradas, alcohol, dulces, golosinas y snacks, y sustituirlos por frutas frescas y jugos naturales sin azúcar y agua.

En la fecha del convite debe evitarse la costumbre de ayunar y “aguantar hasta la comida” para sentarse a la mesa con hambre, ya que esto estimula a que se coma más de lo debido; por el contrario, lo recomendable es hacer comidas ligeras durante el día y a la hora de la reunión comer despacio y saborear los alimentos, así como disfrutar del ambiente y de la compañía.

También se recomienda que una vez terminada la comida se retiren de la mesa todos los alimentos sobrantes, incluyendo postres y dulces típicos, a fin de evitar el seguir “picando”. Igualmente recomiendan los expertos complementar la reunión con un paseo, bailando o realizando alguna actividad que favorezca la digestión.

Pedro Torres Ciliberto, trajo a recordación que más vale prevenir que lamentar, y resumió que por diferentes razones adicionales a la obesidad o el sobrepeso es prudente disminuir el consumo de sal y azúcar, no incurrir en excesos en cuanto a la ingesta de dichos ingredientes culinarios, pues en resumen ello es bueno para conservar la salud.

GF/EDC


Por si no lo viste