Estas en


Pedro Torres Ciliberto: Injustamente hay quienes valoran “menos humanos” a los obesos que a los delgados


Mar, 09/04/2019 - 15:00

Las personas que sufren una enfermedad de cierta consideración usualmente son tratadas con muestras de solidaridad, apoyo o protección por parte de las personas de su entorno, sobre todo cuando se trata de dolencias como el cáncer; sin embargo, cuando se trata de sobrepeso u obesidad, la reacción del entorno es diametralmente opuesta y quienes la padecen por lo general son objeto de rechazo, burla, desdén o simplemente indiferencia, a pesar de que en realidad la obesidad es una condición médica compleja, punto de partida para un sinnúmero de patologías de significativa gravedad y que a su vez es generada por una amplia variedad de factores, tanto genéticos como ambientales y sociales, que requiere de atención y cuidados especiales.

La danza, el baile y la música contribuyen a la buena salud. Pedro Torres Ciliberto en compañía de la esposa de Sting, la actriz, directora y productora Trudie Styler

Desde hace varios años la obesidad se ha venido convirtiendo en un problema de salud pública de creciente importancia, no solo por los riesgos que implica para la salud e incluso la vida de quienes la padecen, sino por su acelerada extensión en el mundo, principalmente en los países desarrollados; así tenemos que en Estados Unidos hasta un tercio de la población adulta está definida como obesa, mientras que en el Reino Unido esta proporción alcanza a una cuarta parte de la población. Aun así, la obesidad y el sobrepeso siguen siendo vistos como una simple cuestión de estética y de “falta de voluntad”, y las personas que padecen de esta condición siguen siendo estigmatizadas por quienes las rodean.

Tales prejuicios pueden alcanzar niveles extremos, llegando al punto de deshumanizar abiertamente a las personas con exceso de peso, tal como lo ha revelado una investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido, encabezada por los doctores Inge Kersbergen y Eric Robinson, y publicada por la revista Obesity.

La presente información se comparte dentro del eje de actividades de divulgación preventiva en salud llevadas a cabo por la organización y fundación Torres-Picón.

En este nuevo estudio se encuestaron en línea a más de 1.500 personas en el Reino Unido, Estados Unidos e India, a fin de analizar sus opiniones y determinar, en una escala del 1 al 100, qué tan evolucionados y “humanos” consideraban estas personas a individuos de diferentes grupos, entre los cuales se encontraban los individuos obesos o con sobrepeso. Paralelamente, se registraron los Índices de Masa Corporal (IMC) de los encuestados, con el objeto de contrastarlos con sus respuestas y comprobar si las opiniones más crudas eran más frecuentes en las personas más delgadas y cuál era su actitud frente al apoyo de políticas de salud pública que discriminan a las personas en razón de su peso corporal.

Los resultados obtenidos indicaron que, en efecto, un amplio sector de la población considera que las personas obesas son “menos evolucionadas y humanas” que las personas no obesas, ubicándolas unos 10 puntos en promedio por debajo de las personas delgadas; asimismo se observó que, si bien es cierto que las opiniones más descaradamente deshumanizantes eran las más comunes entre los encuestados delgados, también un cierto grupo de participantes considerados médicamente como obesos o con sobrepeso compartían este criterio.

De igual modo se comprobó que aquellas personas que expresaron las opiniones más descaradamente deshumanizantes en relación a los individuos obesos o con sobrepeso, eran también las más propensas a apoyar políticas de salud discriminatorias hacia las personas que sufren esta condición.

Para Pedro Torres Ciliberto es fundamental el trabajo de los investigadores, pero igualmente es responsabilidad de los ciudadanos, las autoridades, los padres de familia y representantes, como de los maestros y profesores, mantenerse informados y al día en la materia. Todos debemos ser socialmente responsables con este problema de salud pública y dar un trato humano a quienes sufren esta condición. Muchos medios de comunicación, incluidas plantas de televisión, periódicos digitales y agencias informativas, así como personalidades, están prestando su responsable y valioso apoyo alrededor del mundo a la tarea de prevenir la obesidad y sus secuelas; de ampliar información, de revelar nuevos horizontes para su tratamiento, finalizó.

GF/EDC


Por si no lo viste