Estas en


¿De verdad le gustas? Está pendiente de su lenguaje corporal y lo sabrás


Lun, 16/07/2018 - 18:18

Sí, las señales del lenguaje corporal van más allá de simples movimientos físicos. La voz también es un elemento importante, quizá más de lo que crees.

El volúmen, en especial, pertenece a la comunicación no verbal, puesto que no es el ruido lo que está hablando por alguien, es la entonación y "el sentimiento" que posee. Es decir, las canciones pueden ser extremadamente ruidosas o muy calmadas pero si son interpretadas con especial cariño o enfatizando la acción de la que hablan, ten por seguro que será mucho mejor aceptada por todos.

Es por ello que, si alguien tiene especial interés en ti y en llamar tu atención, hablará más fuerte aún cuando la conversación sea contigo. De igual manera, puede hacer sonidos diferentes, como silbidos o terminará las frases con palabras de entonación particular... sí, la comunicación verbal es un poco extraña, pero funcional. Sin embargo, no es el único detalle al que debes poner especial atención, existen —al menos— 15 señales más que podrían advertirte que le gustas a alguien y probablemente, has estado ignorándolas.

Sonríe mucho

A veces, sólo necesitas hablarle para que suelte un gesto de felicidad, el más evidente es, claro, la sonrisa. Se debe a una reacción de placer por la compañía. Es sin duda la sonrisa más genuina que puede darte.

Hace contacto físico

Éste es completamente intencional. Busca tu cuerpo y toca "ligeramente" tu brazo o tus hombros y espera la respuesta. Si no te mueves o le contestas igual, se sentirá contento y tranquilo, sin olvidar que seguirá haciéndolo.

Saca el pecho, hace los hombros hacia atrás y su espalda se pone recta

En el caso de hombres, es una respuesta involuntaria del cuerpo para verse más estilizado y de mayor estatura. De igual forma, en las mujeres se usa para resaltar los atributos físicos más llamativos como las curvas o los hombros.

Tartamudea

Puede que su pronunciación sea más bien atropellada o que cambie algunas palabras por otras; sin embargo, es un gesto que surge a partir de los nervios provocados por estarle mirando fijamente durante la charla, esto le provoca timidez y se refleja en la forma de hablar.

Mira constantemente tu boca y moja sus labios

Te quiere besar y le pareces sumamente atractivo.

Levanta las cejas

Pero no lo hace de manera evidente, es un movimiento sutil y a veces sólo lo hace con una ceja. Si aunado a eso, lo hallas sonriendo, la atracción es también sexual.

Mantiene las palmas de las manos arriba

Se trata de mostrar sinceridad, apertura y vulnerabilidad. Con ello brinda paz y se deja ver como alguien que no esconde nada.

Te ve de la cabeza a los pies

Y lo hace muy rápido. Esto lo puedes notar cuando llegas o si de pronto haces un movimiento diferente, por ejemplo, acomodarte en la silla o dirigirte al baño.

Mantiene la boca semiabierta

A veces, la apertura es muy pequeña, casi imperceptible, pero puedes verla luego de que moja sus labios o bebe algo. La mantendrá abultando los labios de forma sutil.

Se acaricia el brazo

En especial cuando habla, puede que esté mandándote una señal para que tú le toques. También toca su hombro o su abdomen.

Sus pies apuntan hacia ti

La mayoría de las personas ponen sus pies en dirección de quien les interesa porque es una forma de indicar que estás en sus planes y te ve en su futuro, aunque sea inmediato.

Trata de acortar distancia

Entre más cerca esté, mejor. Incluso propicia el contacto físico y lo mantiene.

No deja de mirar a su amigo

Si va acompañado, puede que no deje de mirar a su amigo o amigos, es una señal muy clara de que busca aprobación y su consejo.

Sus pupilas se dilatan

Este signo es difícil notarlo ya que debes verle muy insistentemente, pero si en algún momento sus miradas se fijan, podrás ver (o intentar hacerlo) si sus pupilas crecen.

Te imita

Sin darse cuenta hace los mismos movimientos que tú: si cruzas la pierna, lo hace también; si pones las manos en la cintura, también las suyas se dirigen a ese lugar; si te acomodas el cabello, también lo hace.

Si alguien tiene por lo menos 9 de estas señales, no hay más: le gustas. Recuerda que en ocasiones no son señales conscientes y más bien se realizan por instinto, pero en el caso de aquellas que se hacen sin pensar, suelen ser más evidentes y repetitivas. Esto no lo controla el ser humano, simplemente sucede. Pon atención a cómo se mueven tus amigos y conocidos cerca de ti, quizá descubras que tienes un nuevo enamorado.

Fuente: Cultura Colectiva / MV


Comentarios



Por si no lo viste